viernes, 5 de junio de 2009

TRIBUTO A DAVID CARRADINE Y KOKO TAYLOR


Hoy es un día triste, en un mismo día nos han dejado David Carradine y la reina del blues Koko Taylor. Quizás su status de popularidad actual no era para tirar cohetes , no daban mucho que hablar pero ahí estaban, deleitándonos con su arte. Se podía confiar en ellos, sabías que nunca te podían fallar. Ya no están entre nosotros, y quizás ahora gracias a sus tristes recesos consigan lo que merecían en vida; estar en boca de mucha gente.
El entrañable David Carradine quizás no tuvo una carrera cinematográfica apabullante como otros compañeros de generación, pero se ganó el cielo en la serie Kung-Fu. Un entretenimiento catódico de muchos kilates que marcó a miles de niños y adolescentes y ¿porqué no? también a los que la adolescencia ya les había pasado de largo. Y en los últimos años tuvo tiempo de encarnar con mucha actitud al Bill de la epopeya de artes marciales de Quentin Tarantino. Hasta siempre pequeño y querido saltamontes.
koko Taylor monarca actual del blues, uno de los géneros con más solera y autenticidad. Reconocida y admirada por compañeros de profesión, bendecida con una voz de otro planeta. Ya no la veremos más sobre nuestros escenarios, pero los recuerdos que dejó son imborrables. Estoy convencido que si hubiera nacido antes estaría coronada junto a Bessie Smith como deidad blues.
Mañana la vida seguirá pero hoy sólo importan los imborrables recuerdos de dos artistas que nos alegraron la vida mucho más de lo que ellos se imaginaban.

3 comentarios:

txinomandinga dijo...

Oh vaya gran putadilla esto...joder...poco a poco se van llendo los mejores...la puta ley de la vida. un saludo!!!

Da Muzz dijo...

Desafortunadamente uno se da cuenta que se está haciendo mayor cuando empieza a desparecer demasiada gente en su mundo.
Un saludo

paulamule dijo...

Y si además te acabas enterando de las circunstacias en las que ha fallecido el bueno de Carradine es como para maldecir ciertos jueguecitos sexuales.
Salud.