jueves, 11 de junio de 2009

ROCKY III Y ROCKY IV: PURA PSICOTROPÍA OCHENTERA


De entrada quiero aclarar que no tengo nada en contra del bueno de Rocky Balboa, es más, considero la primera película de la saga un buen film. No es una película extraordinaria pero el nivel interpretativo y el guión tienen un buen nivel, siempre me ha parecido un film muy setentero que el paso del tiempo le ha sentado bastante bien. Dando hasta un paso más allá me atrevo a afirmar que la segunda entrega de la saga, tiene algún buen momento pero si nos plantamos en la tercera y cuarta parte, lo que se plasmó en celuloide alcanza momentos delirantes, pero eso si, pocas películas muestran tan bien lo que fueron los añorados ochenta.
Dejando de lado esos argumentos en los que aparece un boxeador nuevo muy muy malo y que Rocky acaba venciéndol siempre al final de las dos películas a base de entrenamiento duro y rústico, no sin antes haber perdido a algún amigo por culpa de ese boxeador tan desalmado, lo realmente memorable de estos dos films es el muestrario ochentero del que hace gala. En Rocky III tenemos las apariciones estelares de dos personajes clave de la década de los calentadores; Mr. T y Hulk Hogan y la banda sonora con el inmortal hit "Eye Of The Tiger" de los recomendables Survivor, por si esto no fuera suficiente en la siguiente entrega aparte de otro hit ("Burning Heart") de los citados Survivor tenemos la aparición estelar del añorado James Brown interpretando su hit ochentas por excelencia"Livin´ In America" y al inútil de Dolph Lundgren viviendo uno de sus pocos momentos de gloria. El amigo Lundgren se mete en la piel de Ivan Drago, una bestia parda rusa a la que por supuesto Rocky derrota en ese apoteósico final donde aparece envuelto en la bandera de las barras y estrellas. Y es que Stallone totalmente fuera de control se mete en política y se propone enseñar a los descendientes de Stalin (en plena guerra fria) que hay que ser mas tolerante (y menos comunista). Por supuesto el potro italiano con semejante carisma político consigue que un Moscú, en una época de comunismo muy heavy, se rinda a la verdad y acabe ovacionándole. Yo lo tengo claro, si alguien me pidiera explicaciones sobre lo que fueron los ochenta no dudaría en ponerle una sesión doble con estos peliculones. Por cierto, que se me olvidaba, también aparece otro icono ochentas imprescindible, la ex de Stallone Brigitte Nielssen.



2 comentarios:

paulamule dijo...

Qué buen tema, sí señor. Ya no lo recordaba. Y el Dolph Lundgren...
Ja, ja, ja, qué risas.
Viva los 80 y los cardados!!!
Salud.

Da Muzz dijo...

Aunque tuvieron cosas detestables los años ochenta nos dieron grandes cosas y una de ellas es el super hit de Survivor
Un saludo