martes, 19 de mayo de 2009

ESQUELETOS Y CALAVERAS, S.A.



En nuestra incansable ruta por el museo de las peores portadas de la historia del Rock, tenemos que hacer una doble parada de visita obligada. Como pueden comprobar por el contenido de algunos de mis posts, Black Sabbath son una de mis bandas de cabecera, lo cual no impide que pueda censurar el pésimo gusto que reinó en dos de sus obras de los años 90. Por un lado, la infumable cubierta del excelente Dehumanizer, el disco de la primera reunión de la formación de Mob Rules en 1.992. Grandes canciones presentadas de la peor manera posible, con una ilustración indigna de los creadores de tanta música intocable. Estamos hablando de Black Sabbath, no de una banda de heavy metal de tres al cuarto!! De la portada de Forbidden (1.995) mejor ni hablamos. Tan sólo decir que en este caso, el contenido –el peor disco de Black Sabbath con diferencia, indigno de llevar impreso el nombre del tridente Iommi-Powell-Murray- sí estaba en concordancia con el exterior. Se la mostramos en su versión (casi) completa, con las caricaturas de los implicados presidiendo la función. Ice T incluido (horror!!!).

1 comentario:

Marc dijo...

La de Forbidden es vomitiva, y eso que ese disco me encanta, a pesar de que siempre ha estado a la cola de los de Tony MArtin.