domingo, 12 de abril de 2009

QUO VADIS




Semana santa, tiempo de recogimiento, espiritualidad, procesiones...memeces. Pero eso si, los que somos fans de los grandes peplums son días de televisión, esas reposiciones de "Ben-Hur", "Los Diez Mandamientos", "Gladiator" y por supuesto "Quo Vadis". Que delicia tan mastodóntica. Un film donde la máxima de menos es más pierde todo su sentido, un proyecto faraónico y que para el que suscribe estas líneas siempre es un placer cada nuevo visionado. Pero no sólo de medios y atrezzo sobrevive el metraje. Las interpretaciones de su triada protagonista son de muchos quilates. Tenemos a uno de los grandes galanes del séptimo arte Robert Taylor absolutamente creíble en su papel de centurión que se reconvierte a la nueva religión, Deborah kerr exquisita y de una belleza casi angelical, y el gran triunfador de la epopeya el inconmensurable Peter Ustinov encarnando a un Nerón absolutamente ido y pagado de si mismo. En definitiva una película memorable que lo es más gracias a la recomendable edición de coleccionista publicada no hace mucho con colores más vivos que nunca, documentales, postales y carteles de la película.