jueves, 30 de abril de 2009

HUGHES TURNER PROJECT: MINI CLÁSICO


No corren buenos tiempos para el hard rock de corte más clásico, en realidad no corren buenos tiempos para el rock en general. Bueno, si te tira el rollito indie la verdad es que si. Cada mes hay doscientos hypes (mediocridad pura todos ellos) que colman las ansias de los que se conforman con muy poquita cosa. eso si, al medio año si te he visto no me acuerdo. Pero a lo que iba, el hard rock de corte clasicote no está boyante, aunque se siguen publicando buenas obras; el último de The Answer, el debut de The Parlor Mob o las últimas entregas de Whitesnake y Uriah Heep (tienen que ser los veteranos los que salvan en parte la papeleta). Todo esto viene a cuento porqué me apetece rescatar del olvido al primer LP de Hughes Turner Project, un muy buen disco hard y que obviando los circulos devotos pasó bastante desapercibido. La unión de Glenn Hughes y Joe Lynn Turner (hoy toca alabarle) como superproyecto de raices púrpura en el 2002 no parecía a priori una buena idea, y más teniendo en cuenta los egos de sus protagonistas, pero me imagino que debido a las fuertes personalidades sacaron lo mejor de si mismos y firmaron un disco de debut muy bueno. A ver, no es "Machine Head" o "Paranoid" pero es de lo mejor que hicieron los dos protagonistas en mucho tiempo. Hard de calidad, grandes melodías, toques A.O.R. pata negra y ribetes funk definen un trabajo que no flaquea en ningún momento, incluso tenemos dos pequeños clásicos en las dos piezas que abren el disco; "Devil´s Road" y "You Can´t Stop Rock N´Roll". Aunque el resto del trabajo también raya a un nivel bastante alto. La gira que precedió a la publicación de esta colección de canciones fue muy emotiva donde se mezclaron los clásicos de Deep Purple y Rainbow con los mejores temas de este proyecto que no desentonaban para nada entre tanto material de alto quilataje. Posteriormente se publicaron un directo y otro álbum de estudio que sin ser malo para nada no tenía el nivel de este debut.
Es de suponer que debido a semejantes egos la historia terminó como el rosario de la aurora. Personalmente creo que este choque de personalidades benefició a los dos ya que ambos han publicado sus mejores trabajos tras el receso de este proyecto, especialmente Glenn Hughes que está que se sale tanto en directo como en estudio (primorosa esa trilogía compuesta por "Soul Mover", "Music For The Divine" y "F.U.N.K.). Siento no haber localizado nada de este álbum pero os dejo con uno de los mejores temas de su segunda obra, para haceros una idea de la calidad del proyecto.

2 comentarios:

Marc dijo...

Buen disco sí, lo disfruté mucho en su momento. Te diré que disfruto más de los proyectos de Joe Lynn (su Ussual suspects por ejemplo) que de los de Hughes, aunque sea un sacrilegio decirlo, porque Glenn se mantiene con mucha más dignidad que el maquillado carmendemairena Joe Lynn.
Y efectivamernte, el último de Uriah Heep es brutal, todo lo cntrario que el de Whitesnake, un plomo de cuidado...

¡Saludos!

Da Muzz dijo...

Aparte de su look Carmendemairena siempre he tenido curiosidad por saber que laca usa Joe Lynn, porqué visto en directo ese debe fijador debe aguantar terremotos.