lunes, 16 de enero de 2012

DRIVE


A raíz de un apunte dejado por el colega sammy tylerose en los comentarios de mi entrada sobre las mejores películas del 2011, me di cuenta de que me había dejado una muy buena película en mi listado, por una razón de simple despiste. Y que mejor manera de subsanar la errata que dedicándole una entrada al film. Se trata de Drive, proyectada en el último festival de Sitges y estrenada poco después en el circuito comercial. No es una obra maestra, pero si que es una muy buena película que bebe de diversas fuentes pero sin estancarse en ninguna. Había escuchado, antes de verla, que era la Taxi Driver de la nueva centuria, y concomitancias las hay. El personaje interpretado sobriamente por Ryan Gossling tiene cosas en común con el entrañable Travis Bickle; rol solitario y capaz de provocar una catarsis hemoglobínica en pos de un acto de redención. Pero también del film noir y de la manera de filmar de los añorados ochenta. Un thriller que atrapa por sus dosis de tensión contenida, por un guión sólido como una roca lleno de sorprendentes requiebros y por unas interpretaciones inmaculadas y creíbles. Posible y futuro clásico de culto, además creo que aún está de estreno, aprovechad antes de que os la cuenten.

5 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Peliculón, tío, yo la vi borracho y era la hostia, excelente aporte, colega. Un abrazo!

sanfreebird72 dijo...

Yo de cine no se y no exijo mucho. Distracción y ausentarme un rato con una buena historia. Cierto que tiene sus momentos pero en algún instante le falta ritmo. Además, el protagonista me pareció inexpresivo total. Nada comparado con Robert De Niro en Taxi Driver que sí es creíble.
Saludos.

Simu dijo...

Pues no la pillé en Sitges, A ver si la encunetro por aquí...

Saludos!

Bounty Hunter dijo...

Sorpredente film dentro de la cada vez más predecible y aburrida cartelera.
Es fácil encontrar paralelismos con la cinta en que De Niro, dio vida a Travis Bickle. Pero nada más.
Drive tiene la suficiente personalidad ya desde la própia banda sonora, para dejar de lado las comparaciones. Es cierto que hay diversas influencias como la serie B y el estilo Tarantino. Pero sin un buen guión y unas interpretaciones creíbles, no sirve de nada. A parte, una de los grandes atractivos de la película, es la fotográfia y toda la estética Pulp, que sirven de perfecto catalizador para atrapar al espectador desde el primer segundo.
Por último, resaltar el gran trabajo de Ryan Gosling. Consiguiendo sin apenas palabras, lo que muchos necesitan largometrajes enteros.

Xavi Martínez dijo...

Mr. Self Destruct: De acuerdo con lo que dices, aunque servidor la vio en plenitud de facultades.

sanfreebird72: Tal como opina Bounty Hunter yo también creo que Ryan Gossling consigue mucho con muy poco.

Simu: Aún está de estreno en algunas salas.

Bounty Hunter: Suscribo todas tus palabras.

Un saludo a todos