miércoles, 23 de noviembre de 2011

CRÓNICA DEADSTRING BROTHERS ROCKSOUND


Al final no se cumplieron las expectativas, desde luego que no fue un mal bolo, pero tampoco fue especialmente memorable. Parece que los de Detroit no llegaron a la ciudad especialmente motivados, y eso se notó en un show correcto pero de trámite, sin ganas de dejar huella. A nivel musical no se les puede poner la más mínima pega, tuvieron un sonido exquisito y las Telecaster brillaron con intensidad. Profesionales en la ejecución dejaron fluir libremente las influencias y servidor se percató de que aparte de las obvias influencias stonianas, de que la sombra de Allman Brothers es también importante en su ideario musical, lástima que vinieran en forma de cuarteto, ya que el ausente teclado hubiera puesto la rúbrica al devenir musical del concierto. Por lo demás poca cosa, vi un combo con ganas de acabar rápido, de hecho el concierto duró setenta minutos, y menos hubiera sido si uno de los organizadores no les hubiera instado a salir de nuevo para ofrecer un bis. Correcto, sin mas, y como estuve hablando con un conocido redactor de la escena barcelonesa, bolos así hacen poco favor a la banda, ya que es posible que la gente se lo piense la próxima vez y no hagan nada por animar a posibles y futuros fans, quedándose así siempre en el mismo circuito, con poca posibilidad de metas más altas.

4 comentarios:

Jordi del Rio dijo...

La verdad, excesivamente corto para una banda tan buena y que tiene bastante repertorio. Si es verdad, se les veía con prisa por dejar el escenario y no se porqué, porque luego se quedaron un buena rato tomando copas, después de haber recogido todo
Si la próxima vez hacen lo mismo, es para pensárselo
Saludos desde ...

ROCKLAND dijo...

Ya te lo comenté en la entrada anterior, cuando los ví fue muy, muy corto y creas que no la gente les va dando la espalda cuando se nota que no hay ganas de esforzarse en dar un plus o sudar la camiseta como pollos.
Allá ellos...
por cierto, me sorprende que no huviera pedal-steel!?!!??

Saludos.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Fue la primera vez que les he visto en directo y tenía ganas pero me quedé un poco a medias.

A nivel musical sonaron bien (aunque también me habría gustado tener piano y steel guitar como tienen en disco) pero se les veía con ganas de acabar, de cumplir y poco más. Demasiado corto para el repertorio que tienen. Tampoco tenían merchandising para vender (querría compra su último disco).

En fin, como dices, un concierto correcto sin más. Esto sí, al salir Kurt estaba en la puerta agradeciendo la gente por venir, un detalle.

Derek

Da Muzz dijo...

Jordi del Rio: Tienes toda la razón, muchas ganas de acabar para luego acabar en el bar tomando copas.

Rockland: Ni pedal steel, ni teclados. Parece que los recortes también han llegado al mundo del rock.

Derek: Desde luego que no tiene ninguna lógica que quieras acabar pronto el show para luego estar en la puerta dando las gracias. Que mejor forma de agradecer a los fans que haciendo un show memorable.

Un saludo a todos