domingo, 6 de febrero de 2011

REFLEXIONES DIGITALES EN ANALÓGICO



Pues sí, he estado dos días paseando por la feria del disco. Algunas cosas han caído en el zurrón, pero no voy a hacer un aburrido enumerado de ellas, prefiero comentar un poquito lo que a mi entender se acaba de confirmar en esta edición, aunque ya era algo que se estaba viendo venir poco a poco. Definitivamente el CD como formato está en una fase no terminal pero si bastante crítica. La estrella en las ferias vuelve a ser el oscuro vinilo, ya sean LP's o singles, viejos incunables o flamantes reediciones de 180 gr. El disco compacto pasa a ser algo residual, en el que te puedes aprovechar de las ofertas. Casi todos los puestos que ofrecían CD los vendían casi a peso, a precios muy económicos y aumentándote la oferta cuantos más te llevaras. ¿Significa esto la próxima defunción del compacto? No lo creo, aún hay gente que sigue con él, pero quedará como algo menor. Personalmente nunca he tenido problema con este formato, no tengo problemas en compaginar vinilo y CD, de hecho hay box-sets y reediciones compactas que son pequeñas joyas, sin contar novedades que también vienen muy bien presentadas.
Ahora ¿Qué pasará cuando las generaciones que hemos crecido comprando música hayamos desaparecido? La respuesta, como cantaba Bob Dylan; está flotando en el viento...

3 comentarios:

günner dijo...

Pues aunque esté muy de moda decir que mola mucho más el vinilo, a mí me gusta igual o más el cd...
sigo teniendo discman (aunque también ipod, porque me parece un invento fantástico) y cuandoo voy con mochila siempre llevo 3 o 4 cds...

Da Muzz dijo...

Como he dicho consumo ambos formatos, no tengo problemas, siempre que la relación presentación/precio sea la justa
Un saludo

MARC dijo...

... que seguirá habiendo gente que prefiera formatos físicos. Yo compro novedades en cd, por cuestión de precio, pero en las ferias, es momento de vinilos. También me pasé por Sants, aunque me gasté en total solo 14 euros...

Me alegro de pasarme de nuevo por tu blog, pensaba que habías chapado...