jueves, 3 de febrero de 2011

JUDAS PRIEST ¿A QUE ESTAMOS JUGANDO?


No hace ni dos meses que los indiscutibles monarcas metálicos anunciaban su despedida. Una noticia triste, pero en cierta medida comprensible, los años pasan inexorablemente y siempre es mejor dejarlo a tiempo que caer en la autoparodia. Al instante se anuncian varias fechas del irónicamente denominado "Epitaph World Tour", la mayoría de ellas en los tan en boga festivales de verano. Pero resulta que ayer dando un garbeo por la red de redes, me topo con unas declaraciones de Glenn Tipton en las que dice que de despedida nada de nada, y que ellos nunca lo han dicho de esta manera. De hecho la banda se encuentra preparando material para un posible nuevo disco, y que lo único de lo que se despiden es de las grandes giras. Es cuando servidor se pregunta ¿a que estamos jugando caballeros?. Cierto es que las falsas giras de despedida han sido algo inherente al mundo del rock, ahí están The Rolling Stones siempre embarcados en su última tourné, u Ozzy y Kiss que protagonizaron tours para decir su adiós que resultaron ser más falsos que un duro sevillano. Pero lo realmente preocupante es que parece que esto se va a convertir en moneda de cambio corriente. No se venden discos y los artistas necesitan recurrir a gañanadas como esta para llamar la atención y vender más tickets.
En el caso Judas Priest se puede entender el adiós desde el punto de vista de que Nostradamus no funcionó como debería, algo lógico si se tiene en cuenta los tiempos que vivimos, un proyecto denso y trabajado no es la mejor idea en días de urgencia auditiva. Y la siguiente gira funcionó bien, pero sin agotar localidades en la mayoría de recintos que pisó. Hacía falta un revulsivo económico y nada mejor que anunciar un farol para vender entradas a todo trapo, debido a ese ansia del público de que puede ser la última vez.
Lo dicho, algo que se hará habitual, pero en el fondo todos somos un poco culpables. Una inmensa mayoría de gente ha decidido no comprar discos porqué se piensan que crecen en los árboles, pero en cambio no les importa pagar auténticos potosíes por ir a un festival en el que serán tratados como borregos, con servicios tercermundistas y comida que parece más el rancho de la más sórdida de la prisiones. Obviamente siempre hay excepciones, hay festivales que da gusto ir y consumidores a los que aún les gusta poseer los discos que les llenan. Pero son una minoría, ojalá me tenga que tragar mis palabras, pero el mundo de la música se ha convertido en una selva en la que sólo priman los beneficios y se da espacio a retornos de saldo antes que a gente con cosas nuevcas que decir.
Por favor, absteneros de hacer comentarios sobre que los discos son caros. Mucho más caro es cualquier concierto de auténticas medianías, y a día de hay ofertas suculentas de música en cualquier tienda. Sin olvidarnos que en los escaparates virtuales como Amazon se pueden comprar novedades a precios de colega.

8 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Yo al menos no pienso comentar nada sobre el precio de los discos. Lo que tendrían que preguntarse, antes de hacer este tipo de cosas en plan "nos retiramos y es la última oportunidad que tienes de vernos y si no lo haces morirá un gatito", es cómo es posible que una reedición de un disco de hace 35 años se venda más que una novedad. ¿No será que su producto ya no es bueno? ¿No será que prefiero comprarme el 'British Steel' antes que el 'Nostradamus', por poner un ejemplo facilón?

Por otra parte para muchos ésta es la única forma que tenemos de ver a muchos grupos míticos, así que por mí pueden "retirarse" y pasar por aquí cuando quieran, que lo bien que me lo pasé viendo a KISS no me lo quita nadie...

Jordi del Rio dijo...

Yo sobre los discos tampocco comentaré nada, pues ya he ahablado ocn usted innumerables veces del tema.
A mi lo que me quema son la gran cantidad de comeback y resurrecciones como consequencia de la nula venta de discos.
Lo que hay es muy poca vergüenza, pero la gente continua cayendo en indignos retornos y farewells tour (The Eagles tambien se suman a la fiesta)que tienen menos credibilidad que las noticias de Intereconimía.

manel dijo...

Ante estas situaciones cada vez estoy más de acuerdo con la postura de Robert Plant. Y ustedes ya me entienden. Saludos.

Benet García dijo...

Es cierto que hace un tiempo el océano rockero está demasiado revuelto. Demasiados seriales tipo 'el me voy no me voy' de los Dream Theater, el 'te vienes conmigo, pues ahora no quiero' de Jimmy Page y el Sr. Tyler; el 'ahora me retiro, ahora no' de los Judas y otros... en fin... se me hace difícil analizar las razones pero creo que entre la edad y la consecuente crisis de ideas vamos para atrás.

No quiero alargarme con el tema, pero otro tema que no me gusta es que con la falta de ventas en Cd's se ha puesto de moda las reediciones de lujo cosa que me parece un tanto engañosa. No entiendo que pudiendo tener un cd por 15€ (precio de media) tengas que gastarte 40€ tan solo por el hecho de que lleve 4 fotos y un DVD con 3 o 4 imágenes de conciertos.
Creo que el CD no es caro. ¿Cuánto te cuesta una cerveza o un café? Proporcionalmente tanto o más.
A ver... si te gusta de verdad, no lo veo caro.

Saludos

Da Muzz dijo...

Aitor Fuckin' Perry: Me imagino que la razón por la que vende más la reedición de "British Steel" que "Nostradamus" es por el hecho de que la gente prefiere lo fácil que lo novedoso. Yo tengo "Nostradamus" y no tengo la reedición del disco clásico porqué me parece bastante chorra. Que todo sea dicho las discográficas con la crisis también se cubren de gloria revendiendo lo mismo sin alicientes y a precios discutibles.

Jordi: Tu lo has dicho, lo hemos hablado montones de veces. Lo peor de los comebacks de chichinabo es que te los cobran como si el grupo estuviera en su mejor momento.

Manel: Si Sr. Robert Plant es un oasis en este mundo de avariciosos.

Benet García: Lo de las reediciones es para hablar largo y tendido. Algunas de ellas a precio de polvo de lujo, para no ofrecer nada que enriquezca la obra original.Y desde luego que comparado con otras cosas el precio de una novedad media no es ningún disparate.

Un saludo

rush2112 dijo...

Xavi, celebro tu vuelta al blog. Que Judas dejen las grandes giras lo entiendo. Imagino que a cierta edad debe ser pesado pasar meses y meses fuera de casa. Celebro que continuen prublicando discos. NOSTRADAMUS me pareció que fue un regalo que se dieron a ellos mismos y a mí me encantó. Descubrir a cada escucha más y más detalles me seduce.
Hay días que no estás para hostias y una canción de 3 minutos es una inyección de adrenalina para llevar el día pero para gustos, colores, y NOSTRADAMUS es todo un arcoiris. Y perdona con la referencia que también puede aplicarse a RAINBOW y otros muchos.
Yo he vuelto al vinilo bien presentado, prensado en 180 gr y con la carátula de cartón de calidad. Ahí el precio es el justo si lo somparamos con lo que debíamos comprar años atrás.
Estoy contigo, en Amazon puedes encontrar precios asequibles, con la máxima premisa, si ERES COLECCIONISTA.
STAY HARD AND HEAVY

Da Muzz dijo...

Rush2112: Gracias por tus cometarios. Estoy de acuerdo, "Nostradamus" es una obra muy rica, donde Judas demuestran que nunca les ha gustado grabar dos veces el mismo disco.
Un saludo

MARC dijo...

Parte de lo de Judas es que creo que ya no aguantan el ritmo, sobretodo Halford, muy mermado ultimamente. Creo que lo del Epitaph tour es para, logicamente, sacar más pasta y montar un tour grande con beneficios, pero también para ir tanteando el terreno, porque esto no les va a durar mucho. Y si esperaban que Nostradamus fuera el principio de una nueva era, lo llevan claro. Todavía recuerdo a Halford vendiendo la moto (nunca mejor dicho) de que lo interpretarían al completo en una gira. Todo para crear expectativas de que era un disco mejor de la bazofia que fue finalmente.
En todo caso, se confirman las fechas comn Motorhead y Saxon, qué diablos, será matador.