miércoles, 27 de mayo de 2009

HARDLINE - LEAVING THE END OPEN


Si hay algo por lo que se caracteriza la trayectoria de la escena melódica en los últimos años, es por una irregularidad que echa de espaldas. Lejos quedaron los años en que aparecían con pocos meses de diferencia discos como Escape, 4, Paradise Theatre o Hi Infidelity, por poner cuatro de los ejemplos más obvios. Está claro que el A.O.R. no pasa por su mejor momento, más aún cuando los mejores álbumes del género editados en los últimos años llevan la firma de los mismos que encumbraron el estilo a los primeros puestos de las listas hace más de un cuarto de siglo. Vamos, que de no ser por los últimos y brillantes discos que nos han ofrecido Journey, Jim Peterik o Jimi Jamison, y tuviéramos que fiarnos de las nuevas generaciones, la cosa estaría negra, muy negra. Por suerte, siempre nos quedarán momentos de inspiración aislados como el que nos ocupa, el tercer disco de los norteamericanos Hardline. Su primer disco (Double Eclipse, 1.992) con Neal Schon a la guitarra, no lo olvidemos, se considera todo un clásico del Hard Rock Melódico. Temas como Rhythm From A Red Car, Hot Cherie o Change Of Heart no se componen todos los días, de hecho, la calidad de ese primer disco hizo que de alguna manera se resintiera su sucesor editado diez años más tarde, ya sin el pequeño guitarrista, y con Josh Ramos como digno sucesor. Han tenido que pasar siete años más para que la banda de Johnny Gioeli (vocalista, y único miembro original del grupo) nos sorprenda con un discazo, uno de los trabajos destacados de lo que llevamos de este 2.009. Con gran riesgo de ser tachado de sacrílego, puedo afirmar sin que me tiemblen las teclas, que el nivel compositivo de este Leaving The End Open está ligeramente por encima del debut de la banda. Canciones súmamente elaboradas con multitud de detalles a descubrir como la inicial y casi progresiva 'Voices', se codean con baladas brillantes y adictivas como 'Start Again'. 'Bittersweet' es la gran joya de la corona, una de las canciones del año, con una interpretación magistral a la guitarra por parte Ramos. En 'In This Moment' nos encontramos al mejor Gioeli que podamos imaginar, con su potente voz equilibrando a la perfección melodía, fuerza y pasión. Por cierto, no puedo dejar de pensar que el vocalista me recuerda cada día más al Robin McAuley de Perfect Timing o Save Yourself, lo que aún no sé si es positivo o no. El cantante quizás debería concentrar sus esfuerzos en grabar discos de la calidad de este Leaving The End Open antes de perder su tiempo -y nuestra paciencia- en los plomizos trabajos que edita regularmente con el guitarrista alemán Axel Rudy Pell. De esta manera el mundo del rock melódico ganaría a un tipo con talento a jornada completa, que buena falta le hace. Uno de los discos del año (con permiso de Sammy y sus Chickenfoot).

2 comentarios:

Da Muzz dijo...

Pues había decidido unilateralmente no hacerle caso a este nuevo trabajo de Hardline, pero vista su eufórica reseña tendré que darle una oportunidad.
Un saludo

"EnLaCuerdaFlojaDesde1968" dijo...

DARTE TODA LA RAZON .....me quede flipado cuando lo oi po primera vez .
Hoy buscando discos de rock del año en curso ,me acorde de este y sorpresa! aparecio tu blog que en breve añado a mi lista de lectura..
saludos