miércoles, 8 de abril de 2009

EL HEAVY SI ERA VIOLENCIA


A raíz del articulo publicado por D. Ramshackle Man me ha venido a la memoria el concierto en Barcelona de la gira de Scorpions del año 86 y los sucesos acaecidos en dicho evento.Los allí congregados no éramos conscientes de lo que se estaba desarrollando en el exterior del estadio Narcis Sala hasta que fuimos testigos de la entrada desde la calle de los servicios de emergencia con un tipo con la cavidad ocular vacía a causa de un pelotazo de goma de las fuerzas del orden ya que afuera no le podían dar asistencia medica debido al desorden y caos que asolaba la zona.Al día siguiente en los informativos dieron buena cuenta de lo que ocurrió: masas de jóvenes melenudos mosqueados por el elevado precio de las entradas intentaron acceder al estadio con las consiguientes cargas policiales.El balance fueron barricadas ardiendo en la calle, vehículos volcados, vallas destrozadas, violentos enfrentamientos que originaron 40 heridos y 17 detenciones y una imagen del colectivo heavy por los suelos.Al cabo de dos días el grupo presentaba su show en el estadio del Rayo Vallecano en Madrid y más de lo mismo con un balance mas trágico si cabe, un joven de 23 años fallecía por tres machetazos asestados por un energúmeno yanki supuestamente de la base americana de Torrejón. Durante el concierto de Scorpions, al que asistieron 18.000 personas, se produjeron otros muchos incidentes. En el exterior del campo vallecano, grupos numerosos de jóvenes sin entrada -el precio de ésta era de 2.200 pesetas- intentaron escalar las paredes del recinto con la intención de colarse, lo que impidió la policía que, a pie y a caballo, vigilaba las inmediaciones del estadio. Una hora después de la muerte del joven, la policía encontró a otro joven de 27 años, con una herida causada por una tijera, y fue hospitalizado en el hospital Provincial con pronóstico reservado.Otro joven fue atendido por herida de arma blanca en el costado.
En cuanto al concierto, pues la verdad, bastante que desear.MSG acompañaba a los alemanes en esta gira y defraudaron casi por completo.Partiendo de la base que el cantante que le acompañaba era el patético Robin Mcauley, Schenker tampoco hiló muy fino. No sobresalió en ningún momento. A todo esto se unió un sonido muy poco nítido que no contribuyó a que el concierto tuviera brillantez alguna.
Y de Scorpions que puedo decir …..que fue como visionar el video del doble en directo “World Wide live” que fue justamente su actuación. Visionar el video del citado álbum y asistir al concierto, fue la misma cosa.Hasta al bueno de Klaus Meine se le escapo el Good night California?! En conclusión, un concierto sin reproches, pero también sin sorpresas. Bueno la verdad es que antaño y a raíz de estos acontecimientos si que existía ese “gusanillo en el estomago” cada vez que asistías a un concierto de heavy metal pensando siempre en ese factor de “se va a liar, se va a liar”……..Que buenos recuerdos y que buenos tiempos que no volverán. Hoy, podemos rememorar esos años dorados de melena crepada al viento (excepto la frente de Klaus Meine, claro) y movemos la cabeza una vez más al ritmo de la genial Rock You Like A Hurricane.

1 comentario:

Da Muzz dijo...

Desde luego apreciado chufo, tiempos que no volveran. Ahora en los conciertos se está más tranquilo y ha desaparecido esa sensación que tenías de ir a la guerra en vez de a un recital.